Ir al contenido
Información > Digital y tecnología

El por qué de la compra en línea

2 minutos de lectura | Tony Boyte, Director de Investigación, Nielsen NZ | Julio 2015
{“order”:3,”name”:”subheader”,”attributes”:{“backgroundcolor”:”000000″,”imageAligment”:”left”,”linkTarget”:”_self”,”pagePath”:”/content/corporate/au/en/insights”,”title”:”Insights”,”titlecolor”:”A8AABA”,”sling:resourceType”:”nielsenglobal/components/content/subpageheader”},”children”:null}
{“order”:5,”name”:”pubdate”,”attributes”:{“sling:resourceType”:”nielsenglobal/components/content/publishdate”},”children”:null}

Con casi 2 millones de neozelandeses comprando en Internet, ¿qué es lo que hace que los consumidores neozelandeses hagan clic? Las últimas investigaciones revelan que está en juego la regla 40:40:20. Los principales impulsores del comercio electrónico son un 40% de comodidad, un 40% de precio y valor y un 20% de variedad.   

La comodidad es importante: ahorrar tiempo y esfuerzo con los minoristas al alcance de los consumidores. El 40% de los compradores en línea citan el ahorro de tiempo o esfuerzo como su principal razón para comprar en Internet. Los dispositivos móviles están allanando el camino para que los consumidores compren en línea en diferentes lugares, es cómodo e inmediato. Casi una cuarta parte (23%) de los compradores en línea compran a través de teléfonos inteligentes, mientras que casi uno de cada cinco (19%) hace lo mismo en su tableta.

La competencia de precios y la relación calidad-precio es otro factor clave, como afirma el 40% de los compradores en línea; los consumidores de todo el mundo quieren un buen producto a un buen precio. Los minoristas electrónicos tienen una ventaja, ya que pueden repercutir en sus clientes el ahorro de costes inmobiliarios para rebajar los precios de los comercios físicos. Además, la tecnología digital puede utilizarse como herramienta de promoción para vender el exceso de existencias sin desperdiciar espacio en las estanterías.

La posibilidad de comprar artículos únicos, o de obtener artículos que no están disponibles en las tiendas locales, es también un atractivo para el espacio de venta en línea. El veinte por ciento de los compradores en línea compran principalmente por la variedad de artículos que desean y que no están disponibles en su localidad. Las opciones aparentemente ilimitadas disponibles en un entorno virtual ofrecen nuevas oportunidades tanto a los comerciantes como a los consumidores. 

NUEVOS HÁBITOS DE VENTA AL POR MENOR

El comercio minorista está convergiendo y vemos que la navegación en línea se convierte en una compra tanto en línea como en la tienda. El 57% de los compradores en línea han mirado un producto en la tienda y luego lo han comprado en línea (a menudo para asegurarse un precio más barato), pero sólo el 5% lo hace con regularidad. Por otro lado, ahora vemos que los neozelandeses hacen web-rooming. Más de ocho de cada diez (84%) neozelandeses que compran por Internet se han visto obligados a ir a la tienda para comprar un artículo después de haberlo visto por Internet. 

Ahora es el momento de crear experiencias omnicanal para los consumidores que utilizan activamente tanto las plataformas digitales como las físicas para investigar y comprar, ya que cada vez más, no hacen distinción entre ambas.

SOBRE EL INFORME DE NIELSEN SOBRE EL COMERCIO MINORISTA ONLINE 2015

El informe de Nielsen sobre el comercio minorista en línea proporciona la única información en profundidad de Nueva Zelanda sobre el comercio minorista en línea del país. Se trata de una medición anual de la actividad del comercio electrónico y de los patrones de compra. La metodología de la investigación combina una Encuesta de Panel Online de 1.100 neozelandeses con el servicio Consumer and Media Insights de Nielsen y Nielsen Online Ratings. El informe ya está disponible para su compra.

Seguir navegando por el mismo tema