Ir al contenido
Información > Deportes y juegos

La base de datos: Oportunidades en los deportes electrónicos

2 minutos de lectura | Junio de 2018

Episodio 9

 

Para muchos de nosotros, la idea de ganarse la vida con los videojuegos es tan descabellada como viajar a la luna, fundar una empresa de mil millones de dólares o escalar el monte Everest descalzo. Sin embargo, la realidad es que ser un jugador es una opción profesional, y el negocio de los videojuegos competitivos, o esports, está en auge.

Aunque la premisa de las competiciones de videojuegos existe desde hace décadas, el negocio de los deportes electrónicos es aún relativamente joven. Sin embargo, está creciendo rápidamente. Un análisis del Financial Times de finales del año pasado citaba las previsiones del sector, según las cuales la industria global de los juegos está en camino de superar los 100.000 millones de dólares de ingresos este año, con más de 690 millones procedentes de los deportes electrónicos.

Los patrocinios de marcas que aprovechan los deportes electrónicos están aumentando. Desde 2016 hasta mediados de 2017, se celebraron más de 600 acuerdos de patrocinio de deportes electrónicos. Desde el punto de vista de las marcas, gran parte del atractivo de los deportes electrónicos es la capacidad de aprovechar una audiencia joven y comprometida. Y ese público, aunque hoy en día es predominantemente masculino de la generación del milenio, es cada vez más diverso.

La buena noticia para las marcas es que estos aficionados a los deportes electrónicos están abiertos a la participación de las marcas. El estudio de Nielsen ha descubierto que solo el 10% expresa un sentimiento negativo hacia la participación de las marcas.

Este episodio de The Database se adentra en el mundo de los deportes electrónicos. Nos adentramos en el panorama general de los juegos competitivos, dónde está creciendo, discutimos quiénes son los fans, dónde se involucran esos fans con los deportes electrónicos, cuáles son las oportunidades para las marcas, e incluso nos hacemos una idea de cómo es ser un jugador profesional.

Nuestros invitados son Nicole Pike, Gina Katzmark, Nathan Lindberg, Quynn y Casey Thibodeau, y Shawn Win.

Seguir navegando por el mismo tema