Ir al contenido
Información > Medios de comunicación

CUANDO LAS EMOCIONES DAN UN IMPULSO A LA PUBLICIDAD

2 minutos de lectura | Marzo 2017

Hace tiempo que se sabe que los números son fríamente precisos, pero que son totalmente incapaces de evaluar aspectos más suaves como las emociones y los sentimientos. Sin embargo, garantizar que las audiencias conecten con el mensaje de la marca es la siguiente frontera de la medición eficaz.

Los consumidores de hoy en día acceden a los contenidos a través de innumerables medios, pero los consumidores de la India siguen considerando los anuncios de televisión como una de las fuentes más fiables de publicidad. Sin embargo, dada la prevalencia de la televisión en la vida de los consumidores, los espectadores son bombardeados con más anuncios que nunca, lo que hace mucho más difícil para las marcas y las agencias crear anuncios que realmente conecten con su público. ¿Qué hay que hacer para crear esa conexión?

El sector de los medios de comunicación cuenta con un largo historial de soluciones de medición que evalúan el impacto de un anuncio en su público objetivo, entendiendo lo que funciona y lo que no. Pero no determinan si un anuncio crea una conexión emocional con el espectador. Esto representa una importante oportunidad para los profesionales del marketing, ya que los estudios demuestran que las decisiones de compra se basan en las emociones.

MEDIR LAS EMOCIONES

Las emociones son intangibles, y medirlas no es tarea fácil. Las encuestas de respuesta directa pueden ser engañosas porque presuponen que los encuestados pueden verbalizar con precisión sus emociones. Las respuestas verbales requieren que los encuestados expresen, y por tanto racionalicen, sus emociones como sentimientos. Las emociones son reacciones instintivas a los estímulos externos, mientras que los sentimientos son la interpretación de esas emociones por parte de la mente y, por lo tanto, están sujetos a los prejuicios personales, la cultura, el entorno, las experiencias pasadas y las creencias arraigadas. Además, muchas emociones no llegan a la superficie de la conciencia, por lo que es imposible interpretarlas como sentimientos.

Para muchos investigadores modernos, el uso de técnicas que pueden medir directamente las reacciones neurológicas y biológicas es la mejor manera de evaluar las emociones. Estas reacciones pueden incluir el ritmo cardíaco, el sudor, la postura, las reacciones faciales, los impulsos eléctricos en regiones específicas del cerebro, etc. Estas técnicas se denominan colectivamente neurociencia, y las recientes innovaciones técnicas en este campo están ayudando a abrir nuevos caminos en nuestra comprensión del comportamiento del consumidor. También están estableciendo un nuevo estándar para las pruebas publicitarias.

USO DE LA NEUROCIENCIA PARA LAS PRUEBAS PUBLICITARIAS

La neurociencia proporciona una visión profunda y clara del mundo real: las reacciones en tiempo real de los consumidores al nivel más elemental: sus ondas cerebrales. El cerebro humano reacciona a los estímulos en milisegundos, y al capturar estas reacciones en lo más profundo del subconsciente, la neurociencia del consumidor puede revelar exactamente cómo los consumidores perciben las marcas, el marketing y el mensaje, en el nivel más granular. Las respuestas puras, instantáneas y no filtradas, medidas en el nivel subconsciente de la mente, ofrecen una visión mucho más precisa y fiable que otras metodologías de investigación del consumidor.

Para más detalles, descargue el informe completo (arriba a la derecha).

Seguir navegando por el mismo tema